Apúntate a mi RSS feed RSS
4 enero, 2010

Kindle 2: mi experiencia

Kindle 2Tras dos meses de uso del Kindle 2 de Amazon puedo compartir con vosotros mis impresiones. El Kindle 2 es un lector de libros electrónicos, no es un miniordenador, no es un lector de libros de referencia, no es un lector de tebeos. Es un lector de libros electrónicos que te permite leer un libro de una manera muy similar a como leerías el libro si lo tuvieras en papel: desde la primera página a la última, con pocas (o ninguna) vuelta atrás, y con pocas (o ninguna) miradas hacia delante en el texto. La gran ventaja es que en un dispositivo del tamaño de un libro de bolsillo, pero mucho más fino, puedes llevar varios tochos de 1000 páginas sin que se resienta tu antebrazo o tu hombro y que puedes leerlos cómodamente sentado en un sillón o recostado en la cama.

Cuando lo recibí me decepcionó que sólo leyera libros en el formato creado por Amazon (extensión .azw), en formato texto (extensión .txt) o en formato mobipocket (.mobi o .prc), y que no leyera libros en formato PDF. A las pocas semanas llegó una actualización del software que gestiona el dispositivo que incorpora la capacidad de leer ficheros PDF, pero de una forma muy limitada como comentaré más adelante.

Afortunadamente, pronto encontré un programa de libre disposición, Stanza, que permite la transformación desde prácticamente cualquier formato al formato que puede ser leído por el Kindle. Pero con muchas salvedades: el programa se limita a extraer el texto de los documentos que se le suministren, fallando en la extracción de imágenes, fórmulas, tablas, y todo lo que no sea texto.

Insisto, el dispositivo cumple su objetivo como lector de libros. Falla en la lectura de archivos pdf porque el software se limita a reproducir cada página del documento pdf en la pequeña pantalla de 122 mm por 91 mm, esto supone una reducción, en general, demasiado grande, que impide la lectura del documento. El software permite la lectura girando el dispositivo, con lo cual la reducción de tamaño no es tan acusada, pero la pantalla apaisada sólo puede mostrar la mitad superior, o la mitad inferior de cada página lo que hace muy incómodo su uso cuando el documento contiene imágenes, tablas o ecuaciones en el centro de la página. Además de que la posición en la que quedan los botones de paso de página es incómoda. Aunque entiendo que es sólo una cuestión de tiempo el que en el software se incluya la posibilidad de hacer zoom en cualquier posición y navegar con el puntero por cualquier página. Mis intentos de leer un libro de texto de matemáticas, un tebeo y un libro con ilustraciones han sido decepcionantes.

La pantalla no es táctil. Aquellos que os estáis acostumbrando a las pantallas táctiles de los nuevos teléfonos portátiles os sentiréis decepcionados. La pantalla no está retroiluminada. Amazon utiliza este hecho como uno de las ventajas del dispositivo, que utiliza tinta electrónica (una tecnología desarrollada por el MIT) que requiere que el dispositivo esté iluminado, como cualquier libro cuando se quiere leer, para poder proceder a su lectura. Desafortunadamente, el fondo de la pantalla sobre el que se dibujan los caracteres no es blanco, sino gris marfil, lo que hace que el contraste entre el texto y el fondo no sea tan bueno como en cualquier libro y que, a la larga, la lectura durante un tiempo prolongado acabe cansando.

Puedes descargarte multitud de libros que están en el dominio público. Una buena fuente es el proyecto Gutenberg, donde, por ejemplo puedes encontrar el Quijote. En formato texto, los 2 Gbytes de capacidad del Kindle 2 permiten el almacén de centenares de libros. También puedes comprar libros en amazon.com desde donde te envían el libro por la red de telefonía inalámbrica 3G, gracias a un contrato suscrito por Amazon con AT&T. En este sentido el Kindle funciona como cualquier teléfono portátil con conexión de datos, ahora bien, el coste de la transmisión lo paga Amazon, que ya lo ha incluido en el coste del libro.

El acceso a la red de telefonía 3G y el acuerdo de Amazon con AT&T permite utilizar el Kindle para el acceso a internet … en EE.UU. En Europa, los costes del “roaming” impiden este acceso, que se limita a la web de Amazon para hacer las correspondientes compras.

La duración de la batería es excepcional. He leído un par de libros sin tener que acercarme al cargador. El teclado me parece superfluo; como he dicho, el Kindle es un lector de libros, y yo no suelo escribir notas en mis libros.

En resumen, creo que el Kindle y dispositivos similares acabarán reemplazando a los libros de papel, sin que estos lleguen a desparecer, como no han desaparecido los discos de vinilo, pero convirtiéndose en el instrumento fundamental de lectura. ¿Qué falta hasta que esto ocurra? Que bajen los precios, que hagan las pantallas más grandes, que mejoren la representación del texto y los gráficos en la pantalla del dispositivo (más contraste en lo que se refiere al Kindle), que permitan la lectura de documentos en pdf, que la pantalla sea táctil con lo que podrán aprovechar toda la huella del aparato y algunas otras mejoras que se les ocurrirán a los ingenieros de software.

P.D. Acabo de escribir esta entrada cuando leo que parece que es firme que Apple va a presentar iSlate antes de finales de mes, que será un lector de libros y mucho más, y yo como usuario de Mac desde 1984 me arrepiento de no haberme esperado: acabaré con un Kindle y un iSlate.

Feed de esta entrada | Dirección de Trackback

Ya hay 2 comentarios

  1. Pepe Sanchis el 01.05.2010 a las 1:03 | permalink
  2. Gracias por la información, aunque disfruté de ella en primicia 😉

    Por lo que dices, entiendo que aquí no es posible acceder por 3G a Internet, con lo que muchas de las ventajas que se describen en otros blogs desaparecen.

    ¿Qué hay del control que ejerce Amazon sobre lo que lees?

    En cualquier caso, por el cambio euro/dolar, por unos 150€ no veo que haya rival. Los Papyre, Sony, etc se acercan a los 300€.

    Esperemos el iSalte con paciencia, no me extrañaría que Apple la volviese e liar…

  3. admin el 01.05.2010 a las 1:14 | permalink
  4. Efectivamente, el único acceso a internet posible es a la página web de amazon para efectuar compras. Los ficheros que te envía amazon llevan control DRM (digital right management) y por tanto sólo se pueden leer en el Kindle para el que los compras. Recientemente han sacado un aplicación para el iPhone, de manera que lo que compras para el Kindle también puedes leerlo en el iPhone.

Escribe un Comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>